Técnica de Hilo Dental

1- Usar hilo o seda sin cera. El material encerado puede dejar una capa sobre la superficie dental que en ocasiones inhibe la asimilación del fluoruro de la pasta dental o de los tratamientos tópicos.

 

2- Cortar un tramo de hilo de unos 30-60 cm y enrollar ligeramente sus extremos en los dedos medios, dejando de 5-8 cm entre ambos dedos.

 

3- A fin de lograr el máximo control, no deben separarse de 2 cm las puntas de los dedos o pulgares que controlan el hilo.

 

4- Pasar el hilo con cuidado por los puntos de contacto moviéndolo de atrás hacia adelante hasta que se deslice lentamente. Evitar forzarlo pues se podría lastimar la papila interdental.

 

5- Mover el hilo con cuidado de arriba hacia abajo y de adelante hacia atrás con movimientos de serrucho y vaivén contra cada superficie proximal para remover la placa interproximal hasta que se extienda justo debajo del margen gingival. En los dientes inferiores el hilo es guiado con los índices en vez de con los pulgares para facilitar el control de los movimientos.

 

6- Se debe desplazar el sector de hilo usado en cada espacio proximal para limpiar cada diente con ¨hilo limpio¨.

 

7- Después de pasarlo por todos los dientes, enjuagar vigorosamente la boca para eliminar la placa y los residuos de los espacios interdentales.