Enjuague Bucal

 

 

El empleo implica la limpieza de la boca con aproximadamente 20 ml dos veces al día después del cepillado. El enjuague ha de ser vigoroso incluyendo gárgaras durante un minuto.

 

Se recomienda no enjuagar la boca con agua después de escupir el enjuague. Evitar el uso de enjuagues bucales que contengan alcohol ya que este provoca irritación de los tejidos blandos bucales.